LEY 19/2015, DE 13 DE JULIO

DE MEDIDAS DE REFORMA ADMINISTRATIVA EN EL ÁMBITO DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y DEL REGISTRO CIVIL

Objetivo principal

Medidas como las recogidas en esta Ley permiten alcanzar a nuestra Administración de Justicia una excelencia tecnológica y organizativa demandada por los ciudadanos.

Antecedentes

  • Con fecha 21 de junio de 2013, el Consejo de Ministros recibió el Informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones con propuestas de medidas que dotaran a la Administración del tamaño, eficiencia y flexibilidad que demandan los ciudadanos y la economía del país

  • La presente reforma modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley 20/2011, de 21 de julio, del Registro Civil, para cumplir las recomendaciones de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA).

  • Esta reforma deriva del cumplimiento de uno de los principios del programa electoral del PP de 2011 en materia de Justicia: “gestionaremos de forma eficiente los recursos para que la administración de justicia sea de verdad un servicio público de calidad”.

  • Además, con esta ley se contribuye de manera eficaz a solventar y disminuir la brecha tecnología que existe en la Administración de manera que se mejora la relación con el ciudadano. Este problema había sido diagnosticado en el programa del PP de 2011: “la brecha tecnológica que separa la Administración de Justicia de otras grandes áreas de gestión pública no es aceptable y ofrece grandes oportunidades de mejora”.

Principales medidas

  • Simplifica el procedimiento para participar en subastas. Los ciudadanos podrán acceder a las subastas notariales, administrativas y judiciales de bienes muebles e inmuebles que se produzca en cualquier lugar del Estado sólo con darse de alta en el Portal Electrónico de Subastas del BOE cualquier día del año.

  • Permite la tramitación electrónica de las inscripciones de los nacimientos y defunciones desde los centros sanitarios, lo que evitará que los progenitores tengan que desplazarse a los Registros Civiles para inscribir al recién nacido.

  • Incrementa los mecanismos para prevenir casos de niños robados al establecer, medidas de seguridad en la identidad de los nacidos y en la determinación, sin género de dudas, de la relación entre la madre y el hijo, a través de la realización y constancia, en su caso, de las pruebas médicas, biométricas y analíticas necesarias, incluidos los casos de defunción.

  • La presente Ley entrará en vigor el 15 de octubre de 2015.

Breve valoración política

  • Se libera a los progenitores de los recién nacidos y a los familiares de los fallecidos de la obligación de desplazarse físicamente al Registro civil.

  • Con el nuevo sistema de subastas se pretende por un lado, la transparencia del procedimiento y, por otro, la obtención del mayor rendimiento posible de la venta de los bienes.

Descargar BOE Descargar Ficha

Intervenciones parlamentarias

Descargar el vídeo
Formato no soportado
Descarga este video para su visualización
X

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.