LEY 23/2013, DE 23 DE DICIEMBRE

REGULADORA DEL FACTOR DE SOSTENIBILIDAD Y DEL ÍNDICE DE REVALORIZACIÓN DEL SISTEMA DE PENSIONES DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Objetivo principal

Garantiza el sistema de pensiones, dando tranquilidad al ciudadano y confianza en el Sistema, que es la base de su legitimidad. La confianza de que yo aporto hoy para financiar a las actuales pensiones, en la seguridad de que otros aportarán por mí mañana.

Antecedentes

  • La evolución demográfica que se está produciendo en España, con un incremento de la esperanza de vida y niveles muy bajos de natalidad, ha provocado la urgente necesidad de reestructurar nuestro sistema de pensiones con el único objetivo de garantizarlas a corto y a largo plazo.

  • La histórica congelación de las pensiones que realizó el PSOE en 2010 (en los PGE2011, año que cerró con un 2.4% de inflación) supuso un hito negativo que había que impedir que volviera a repetirse.

  • La Ley 23/2013, modifica principalmente las siguientes leyes: (i) Ley General de la Seguridad Social, (ii) Ley de Clases Pasivas del Estado.

Principales medidas

  • La Ley incorpora dos elementos fundamentales y necesarios para reforzar la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones:

    • El Factor de Sostenibilidad: Vincula las pensiones de jubilación a la evolución de la esperanza de vida y garantiza que personas de diferentes generaciones con similares contribuciones perciban pensiones equivalentes a lo largo de su vida.
    • El Índice de Revalorización de las Pensiones. Vincula la actualización de las pensiones a la situación financiera del Sistema. Se revalorizarán siempre un mínimo de un 0,25% y en épocas de bonanza hasta IPC +0,50.
  • El factor de sostenibilidad se aplicará a las pensiones de jubilación del sistema de la Seguridad Social que se causen a partir del 1 de enero de 2019.

Breve valoración política

  • La Ley garantiza la sostenibilidad de las pensiones a corto y a largo plazo, introduciendo un sistema que queda a resguardo de riesgos demográficos y económicos.

  • El nuevo modelo mantiene los principios esenciales: un modelo público, de reparto, de prestación definida, contributivo y de solidaridad generacional.

  • Se cumple un objetivo compartido por todos, que es el de mejorar las pensiones, que cada día sean más altas y que cada día estén más seguras Con esta ley las pensiones siempre se incrementarán en al menos un 0,25 y en épocas de bonanza hasta el IPC+0,50 y nunca más se congelarán como hizo el Gobierno socialista.

Descargar BOE Descargar Ficha

Intervenciones parlamentarias

Descargar el vídeo
Formato no soportado
Descarga este video para su visualización
X

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.