LEY 24/2013, DE 26 DE DICIEMBRE,

DEL SECTOR ELÉCTRICO

Objetivo principal

Regula el sector garantizando el suministro eléctrico con los niveles necesarios de calidad y eficiencia, asegurando la sostenibilidad económica y financiera del sistema dentro de un marco de competencia efectiva y máximo respeto a los principios de protección medioambiental.

Antecedentes

  • La aprobación de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, supuso:

    • el inicio del proceso de liberalización progresiva del sector,
    • fijaba las bases para primar las energías renovables,
    • establecía la separación entre las actividades reguladas (transporte y distribución) y las no reguladas
      (producción y comercialización), aunque estas últimas se desarrollan en régimen de libre competencia, están
      sometidas a autorización administrativa.
  • Esta Ley, que permitió una transición del régimen de monopolio a la liberalización, no previó los posibles
    desfases entre costes e ingresos del sistema eléctrico, que mal gestionados en las dos últimas legislaturas
    socialistas generaron un déficit de tarifa acumulado de 30.000 millones de euros, y una subida del 70% en el
    recibo de la luz pagado por todos los consumidores.

  • Era imprescindible romper esta dinámica insostenible para el propio sistema e inasumible por los consumidores
    tanto particulares como empresas.

Principales medidas

  • Se establece el principio de sostenibilidad económica y financiera del sistema eléctrico: cualquier nueva
    medida normativa en relación con el sector que suponga un incremento de coste para el sistema eléctrico
    (o una reducción de ingresos) deberá incorporar una reducción equivalente de otras partidas de costes (o
    un incremento equivalente de ingresos) que asegure el equilibrio del sistema. De esta manera se descarta
    definitivamente la posibilidad de acumulación de nuevos déficits como ocurrió en el pasado.

  • Este principio se refuerza con el establecimiento de restricciones tasadas a los desajustes temporales anuales,
    obligando a la revisión automática de los peajes y cargos que correspondan si se superan determinados umbrales.
    Los umbrales introducidos permiten una mínima desviación provocada por circunstancias coyunturales que,
    como tal, pueden revertirse en el siguiente período sin necesidad de una modificación de los peajes y cargos.

  • Los desfases temporales que se produzcan desde la entrada en vigor de la Ley, serán financiados por todos los
    sujetos del sistema de liquidación en función de los derechos de cobro que generen.

  • Entró en vigor el 27 de diciembre de 2013.

Breve valoración política

  • Es, sin duda, una de las Leyes más importantes de la X Legislatura, ya que prohíbe la aparición del déficit de
    tarifa que lastraba el actual sistema eléctrico y que provocó una subida del 70% en el recibo de la luz las últimas
    legislaturas socialistas.

Descargar BOE Descargar Ficha

Intervenciones parlamentarias

Descargar el vídeo
Formato no soportado
Descarga este video para su visualización
X

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.