LEY 5/2012, DE 6 DE JULIO

DE MEDIACIÓN EN ASUNTOS CIVILES Y MERCANTILES

Objetivo principal

Ofrecer una herramienta complementaria de la Administración de Justicia con la que se pretende prestar un mejor servicio al ciudadano para que pueda resolver sus conflictos de forma más ágil, rápida y económica.

Antecedentes

  • El Ministerio impulsó la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles, desarrollada por el Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre, que completa la regulación legal en materia de formación y responsabilidad civil de los mediadores. Con ese fin se ha puesto en marcha el Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación y se ha desarrollado el procedimiento simplificado de mediación por medios electrónicos.

  • En España, a pesar de una cierta presencia, no al amparo de legislación estatal pero sí al amparo de algunas iniciativas de parlamentos autonómicos se han puesto ya en marcha algunos mecanismos.

  • Además, se da cumplimiento a uno de los puntos del programa electoral del PP en las elecciones de 2011: “el fomento de la mediación y el arbitraje”.

Principales medidas

  • Se pone a disposición de los ciudadanos un mecanismo de resolución de conflictos voluntario, ágil, flexible y económico.

  • La mediación es una forma voluntaria de resolución de controversias entre dos partes con la ayuda de una tercera persona, cualificada, imparcial y neutral que les guía en la consecución de un acuerdo por sí mismas. El mediador, por lo tanto, a diferencia de lo que sucede en el arbitraje, no tiene capacidad de decisión en la resolución del conflicto, ya que esta corresponde por entero a las partes.

  • La mediación se extiende al ámbito civil y mercantil, con expresa exclusión de la mediación penal, la laboral, la de consumo y con las Administraciones Públicas, de acuerdo con el ámbito de aplicación de la Directiva comunitaria que se traspone.

  • El objetivo es dar un impulso relevante a esta institución al servicio de los ciudadanos, entendida como un medio de solución de conflictos eficaz y económico.

  • Con esta regulación se da cumplimiento a una Directiva comunitaria del 21 de mayo de 2008, pero esta norma va más allá. Si la Directiva se centra en los acuerdos de mediación transfronterizos, la Ley de Mediación conforma un régimen general aplicable a toda mediación en asuntos civiles y mercantiles, ya sea nacional o transfronteriza.

  • La Ley entró en vigor el 27 de julio de 2012.

Breve valoración política

  • Con la ley de mediación se ofrece una herramienta complementaria de la Administración de Justicia con la que se pretende ofrecer un mejor servicio al ciudadano para que pueda resolver sus conflictos de forma mucho más ágil, rápida y económica.

Pendiente de aprobación o publicación en el BOE Descargar Ficha

Intervenciones parlamentarias

Descargar el vídeo
Formato no soportado
Descarga este video para su visualización
X

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.